viernes, octubre 20, 2006

Dices que me quieres



Dices que me quieres. Al oído, en un susurro profundo e hipnótico. Y luego me atarás, como siempre, a tu ser con cadenas de besos y caricias abrasados con el fuego de tu cuerpo desnudo, aunque siempre lleves el corazón vestido con esa odiosa cota de malla. Jurarás tu amor en cada una de tus dulces embestidas violentas y me vampirizarás de nuevo con el veneno de tus suspiros y el sabor del sudor que la pasión ha untado en tu piel. Esa piel que resume todos mis pecados y deseos.

Dices que me quieres. Pero esas palabras se diluyen en cada uno de nuestros besos para luego ser engullidas por mi sed junto a tu saliva. Dime, ¿qué queda de ellas? Tan sólo el delicioso y amargo sabor de tu ausencia, cuando me despierto cada mañana y me doy cuenta de que me has desnudado totalmente; no sólo me has quitado la ropa, sino también el aliento, el alma.

Dices que me quieres. Y yo no digo nada. Porque todo te lo digo en cada mirada, en cada gesto de mi voz y en cada una de mis múltiples entregas, de todas las partes de mi ser. Pero en cambio tu amor sólo se limita a los labios vacíos de sentimiento y llenos de un anhelo banal de placer, el mismo placer con el me arrastras hacia ti… para luego soltarme en una cama vacía, donde tu ausencia se convierte en el eco de mis pensamientos.

Dices que me quieres. Y yo no digo nada. Pero te lo digo todo.

Mun, the Unloved Doll

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

6 recogieron sus pétalos:

roadmaster dijo...

Demasiao bonito pa dedicárselo a los despollaos esos ¬¬

Joan González dijo...

bello grabado, más el escrito.

salut. Joan

Tristana's leg dijo...

Me gusta la repetición del principio de párrafo, y cómo se redondea. Hay que encontrar a un heviata ;)

de cenizas dijo...

Las palabras no se deben guardar, caducan al terminar el beso. La palabra es la flor caduca del árbol del amor, si no se convierte en fruto...no ha servido de nada.
Me dices....mejor demuestrame día a día...

besos.

Tormenta dijo...

:) que bonito dios... me has dejado sin palabras, precioso y auténtico, desesperado y muy muy bello. Este, como mucho de los tuyos, procedo a guardarlos para mi....
un día más me haces sentir con tus palabras.
Gracias.
mil besos

Raquel dijo...

Bonito lugar, buenísimos escritos.

Uhmm yo una vez conocí a una chica llamada Mun, me pregunto si serás la misma.

Igualmente, un saludo.