domingo, septiembre 02, 2007

Psique















La belleza era su mayor bendición, pero también su maldición. Su condena consistía en oír a cada momento lo hermosa que era. En su casa, en el metro, en clase, en el trabajo, por la calle o incluso en las tiendas cuando iba a comprar algo.

"¡Qué guapa eres!".

Ése era el mantra al que sus oídos estaban ligados, acompañado de miles de matices, que iban desde los ojos más maravillados hasta la sonrisa más lasciva, pasando por manos rebosando billetes.

Le era imposible hacer amistades; las mujeres la envidiaban demasiado y los hombres no tenían más intención que la de acostarse con ella. Por esto último, le era imposible también tener pareja.

Por su don, era famosa en toda la región. Sin embargo, nadie conocía su nombre ni su edad. Ni sus gustos ni aficiones. Ni sus ideas y opiniones. Ni sus deseos ni ambiciones personales. Sólo conocían su piel inmaculada, sus cabellos de sirena, sus ojos dulces y profundos, sus labios de cereza, su figura curvilínea y su perfecto rostro, que parecía esculpido a martillo y cincel.

Si hubieran podido, la hubieran expuesto en un museo.

Ella no era una mujer. Ni siquiera una persona. Sólo era una obra de arte a admirar.

Y un día, decidió acabar con ello.
-Quiero operarme -el tono gélido de su voz no casaba con la dulzura de su timbre.
El cirujano consideró aquel deseo incomprensible.
-¿Aumento de pecho?
-No. Quiero que me lo extirpe.
-¡Pero eso es una salvajada!
-Lo sé. Quiero una intervención quirúrgica completa.
-P-pero...
-Me da igual lo que me diga. Quiero que me extirpe los pechos, que me inyecte grasa en las caderas y en la cintura, que me baje los pómulos, me ensanche la nariz, me afine los labios y me inserte grasa también en los párpados inferiores.
-¡Pero eso es una aberración!
-Usted mismo. Si no me opera, me buscaré a otro o me lo haré yo misma.

Al cabo de un mes fue la intervención. Ella asistió con el cabello quemado, sin cejas y con las pestañas recortadas. El cirujano, tragando saliva, le preguntó si estaba segura de lo que iba a hacer. Ella, firme, respondió que sí.

Durante el transcurso de la operación el cirujano se sintió como si estuviera apuñalando un cuadro de Velázquez.

Al terminar, se sintió como un vándalo o un asesino a sueldo.

Al recuperarse de la anestesia, ella se sintió feliz. Por fin la gente vería en ella una persona y no una diosa. Salió a la calle, ilusionada con su nueva vida. Su rostro desfigurado resplandecía más que cuando era perfecto.

Pero nadie lo apreció.

Los "qué guapa eres" se convertían en gritos de horror cuando ella aparecía en el campo visual de los que fueron sus admiradores. Y cada grito apuñalaba su ilusión de ser una persona en lugar de un objeto de admiración. Se condenó a oír a cada momento lo fea que era. En su casa, en el metro, en clase, en el trabajo, por la calle o incluso en las tiendas cuando iba a comprar algo.

"¡Largo de aquí, monstruo!"

Ése era el mantra al que sus oídos estaban ligados, acompañado de miles de matices, que iban desde los ojos horrorizados hasta la risa más burlona, pasando por manos rebosando piedras.

Finalmente, decidió hacerles caso. Y huyó. Corría y corría durante días y noches interminables, buscando un lugar donde sólo oyera el silencio. No había tregua para descansar ni comer ni dormir. Sólo corría. Su cuerpo maltrecho se deshacía en sudor, hasta que no quedó nada de ella.

Sólo una mariposa ocupaba su lugar.


Mun, la Duendecilla Cuentacuentos

Fotografía: You are beautiful, de Trustxxme

26 recogieron sus pétalos:

Maya Takameru dijo...

¿Cómo era eso de "cuidado con lo que quieres, porque puedes conseguirlo"? Siempre querremos más de lo que tenemos y nunca nos aceptarán completamente tal y como somos. Así es de injusta y extraña la vida.

Me ha encantado el relato ^^

Sharon dijo...

wiMe he escapado unos minutos de los apuntes para leerte, que es tu frase (por cierto una frase genial y un asco que no pueda escribir con ella :'()
Me ha gustado mucho el relato porque me has transmitido toda la angustia que siente la protagonista y eso no es fácil...
El ritmo es genial y como siempre está muy bien escrito. El final no me parece tan malo como tú lo pones...si tuviera que elegir me quedaría con el resto del relato pero eso no quiere decir que sea un final malo!!!
No te castigues tanto que el relato no se merece eso ;)
Un beso Mun

Sharon dijo...

y ese wi??
era...Me he escapado...bla bla bla
el wi ese no sé que pinta jeje
Ya si que me voy a estudiar
Besos!!

TOROSALVAJE dijo...

Yo me lo paso aquí cada vez mejor, de verdad Mun que disfruto mucho con lo que escribes.

Pensaba que el relato acabaría después de la operación, y que era una crítica a esa obsesión por la belleza que nos rodea, pero me equivoqué, no paraste hasta acabar con ella, y ese añadido dramático me gustó más todavía.

Besos.

Loth dijo...

El término que empleas para definir una cantinela repetitiva es incorrecto, no es tantra, sino mantra.

Queralt dijo...

¡Qué buena idea! Me ha gustado mucho, la verdad. Quizás sabe a poco, porque hay cosas que las planteas muy rápidas y habría que explicarlas (creo), pero es una muy buena idea la de los complejos, nseguridades y la falta de autoestima... sí, es una putada (perdón), no darse uno cuenta de lo que tiene, sabe o puede.
Una bromita: ¡me encanta que la boca la tenga de cereza...!

Helado de cerezas y un gran abrazo.

Queralt.

P.D. Entendido, comprendido y superado, jejjejeje, eres un cielete. Gracias por la felicitación. A estas alturas de la vida, el mimo siempre hace falta.

Mj dijo...

Moraleja: siéntete a gusto con lo que eres, seas bello o no, porque los demás siempre encontrarán modos y maneras de acabar contigo...

(genial la foto, por cierto)

Croc dijo...

Fantástico!

La belleza no es más que un término relativo que nos hemos inventado. Una persona puede ser guapa para alguien y horrible para otro.

Lo que es seguro es que para nosotros mismos siempre debemos ser preciosos.

Me encanta el final ;)

Un beso, preciosa! ^^

Scry dijo...

Ala, qué locura de cuento... pero me ha gustado... el final sobretodo es como una liberación para la pobre protagonista, que era demasiado guapa/fea para vivir entre nosotros...
un besito de chocolate!!!

Polux dijo...

Había una vez un hada que se enamoró de un valiente caballero.

este era increiblemente hermoso (incluso ante los ojos de un hombre veran)

y a mi parecer afeminado.


el hada murío por é ya que lo amaba y el ni cuenta se dio.

es algo raro, me dio ganas de decirlo, es algo como un cueno inconcluso que hice en la cena de hoy.

lo acabaré.


algo me gusta, y creo que no era la mariposa.

saludos!

Rain dijo...

Pobre chica... de todas formas mira que era de tomar decisiones drásticas. El cuento muy entretenido como siempre y con el toque personal que les das.

Anónimo dijo...

Aceptate tal cual eres, no te importe lo que digan los demás porque siempre va a existir alguien que te vea de más o de menos.

No estamos nunca contentos con nada. Pero lo dicho chiquilla que expresado tan tristemente como la realidad.

besines
Jara

Klover dijo...

Menuda obsesión hemos tenido siempre con ella...nos encandila y atonta...lo más sabio es aceptarse...

Me ha gustado tu peculiar Psique aunque la pobre termine como termina...que bueno si lo piensas es un final hasta bonito ^^

Intentaré publicar algo con la frase...^^

Jorge M dijo...

mmmmmmmmm eeeeeeeee mmmmmmmmmm la idea es muy buena, pero el relato lo veo un poco exagerado

La idea de la psique que le persigue le tortura, en ambas situaciones, cuando se supone que es guapa y tambien al ser supuestamente fea

Sigue asi, ultimamente estas actualizando mas a menudo ^^

Nick casi-neurotico dijo...

Genial el relato!

Nunca nos conformamos con lo que tenemos...

Enhorabuena por el blog

Saphira Halliwell dijo...

. . . . . .. . . . . .*** . . * . . *****
. . . . . . . . . . . . .** . . **. . . . .*
. . . . . . . . . . . . ***.*. . *. . . . .*
. . . . . . . . . . . .****. . . .** . . . ******
. . . . . . . . . . . ***** . . . .**.*. . . . . **
. . . . . . . . . . .*****. . . . . **. . . . . . *.**
. . . . . . . . . .*****. . . . . .*. . . . . . *
. . . . . . . . . .******. . . . .*. . . . . *
. . . . . . . . . .******* . . .*. . . . .*
. . . . . . . . . . .*********. . . . . *
. . . . . . . . . . . .******* . ***
. . *******. . . . . . . . .**
. . .*******. . . . . . . . *
. . . ******. . . . . . . . * *
. . . .***. . *. . . . . . .**
. . . . . . . . .*. . . . . *
. . . . . . .****.*. . . .*
. . . . . *******. .*. .*
. . . . .*******. . . *.
. . . . .*****. . . . *
. . . . .**. . . . . .*
. . . . .*. . . . . . **.*
. . . . . . . . . . . **
. . . . . . . . . . .*
. . . . . . . . . . .*

genial el relato ^^
un besito

c.o.v. dijo...

Pobre Psique, dónde has dejado a su Eros, so cruela!!!!!!!

Ahora en serio: estremecedor.

Aracne dijo...

Y no la conoció nadie jamás, aunque a todos abriera su alma.

Si. El impulso nervioso de la sensibilidad visual es más fuerte que las vibraciones del alma. Para bien o para mal.

Quizás por ello debamos escondernos...

Me encantas, como siempre.

Mordiscos!

Aracne dijo...

Eso he hecho, volver.

Más mordiscos

printen dijo...

Como es la gente de perra. Que ers fea, pues te tiramos piedras. Buena descripción de a lo que puede llegar la influencia de las habladurías y la crueldad de la gente. Y de en qué desembocan las obsesiones.
Saludos

___________________ dijo...

Hola Mun!!!


como me ha gustado, que requiebro más bueno. Yo que esperaba que ya fuera feliz con la operación y resulta que no, que la gente es la leche. Menos mal que al final quedó la mariposa, lo que nadie veía en ella, y es que el fisico es un coñazo, todo el día pendientes de las aparaciencias.

Una gran frase y un gran relato.

Un abrazo,

Pedro.

Pd:Paso muy tarde esta semana ya lo sé, pero estoy preparando las vacaciones y no me ahd ado tiempo a nada, ni apublicar (Lo haré a cuatro manos con Ricardo, estamos ultimando detalles)

Darka Treake dijo...

Siempre queda lo más bonito de uno, no? Lo que ella era, su esencia, la hermosa mariposa...

La belleza también puede ser una maldición, como nos muestras aquí, y como ha quedado claro en los innumerables relatos que has generado con tu frase...
enhorabuena por ella!
Y por este cuentito!

1bsito Mun,
y de nada ;)

Darka.

Ricardo dijo...

Hola Mun: Me recordaste una novela de Jack London, "El peregrino de la estrella", que leí en mi pubertad.
La temática es absolutamente diferente, pero en ella, el protagonista, es un condenado a cadena perpetua. Y, lo que lo ata, es el cuerpo.
Tu mariposa, es una bella metáfora de cómo deberíamos movernos en este mundo.
Por lo demás, el ritmo con que está escrito, lleva al lector con la suavidad del vuelo dse tu mariposa.

Un beso desde este sur

...Of Darkness dijo...

Me recordó a la película 300.
"Su belleza era su maldición..."

Un beso Doll.

~ dijo...

No he podido leer antes esta semana pero vaya si vengo con ganas! Recuerdo que cuando vi la primera peli de Shrek supe que era mucho más que tan solo unos dibujos; al leer tu historia tengo me quedo con esa sensación, es una belleza no solo el cuento sino la intrahistoria que va en el. El párrafo de las manos llenas de piedra en lugar de billetes es genial! La valentía de ella al responder que sí que estaba segura al cirujano, quiero decir que consigues transmitir ese coraje, enrabietada porque probablemente ya conocía lo que iba a suceder y tal huya no por cobardía porque no lo es, sino por impotencia ante un mundo que tan solo la esperanza puede cambiar,la mariposa, un brillante final.
Enohrabuena por la frase y la historia!
Un abrazo

nuri dijo...

nena, me ha encantado. Estremecedor. Sin palabras, y no es porque hoy no tenga ganas de escribir...Nunca seremos perfectos a los ojos de todos, siempre hay algo, alguien, que intentará teñir de fealdad y horror algo de lo que tenemos...pero nadie es perfecto.

un besote oriental,

tu geisha ;)