martes, agosto 14, 2007

Musa


Nada más despertar, se gira y la descubre a su lado. La había estado buscando durante semanas, con la desesperación de quien busca un anillo que, de repente, le ha desaparecido del dedo. No fue fácil localizarla en el caos de su casa, reflejo del orden anárquico de su interior.

La ve a su lado, echada entre las páginas del cuaderno que dejó caer sobre el colchón antes de rendirse al sueño. Le resulta tan pequeña y delicada que no entiende cómo puede soportar el peso de sus grandes alas de mariposa. Y mucho menos, cómo puede levantarlas y volar. Tal vez por eso ella intenta recuperar el aire, sobre el cuaderno de páginas vírgenes. Inhala tales cantidades de aire que él teme que su diminuto cuerpo no las soporte. Su hermoso rostro, petrificado en una mueca grotesca, adquiere la tonalidad del mármol añejo.
-¡Musa! ¿Estás bien?
Su tos extasiada es la única respuesta. Se convulsiona como un pez sacado del agua. Con el índice, él le presiona el pecho a cortos intervalos, en los cuales ella expulsa todo el agua que oprime sus pequeños pulmones. Luego, la toma entre las manos, con la delicadeza que merece ser tratado un ser como ella.
-¿Estás bien? -repite con preocupación desesperada.
-Un poco mejor... Es que he volado mucho, ¿sabes? He estado buscando lugares, personas e historias de las que alimentarme y no he encontrado nada. He estado en otros países, en bibliotecas, cines... sólo para buscar alguna idea que contarte y nada...
-Musa...
-Luego me fui al mar, donde muchos dicen que me encuentran, y quise impregnarme de él, pero sólo conseguí ahogarme...
-Musa... Mi Musa, estás calada...
-Siento haberme ido así, sin decirte nada...
-No pasa nada. Otras veces te has ido a recuperar energías y has vuelto llena de fuerza. No pasa nada, Musa...
-Tengo frío...
-Lo sé, pequeña, ven aquí...
A falta de no poder abrazarla como abrazaría a un amigo humano, la lleva con suavidad al pecho, mientras le acaricia la cabeza y las alas. Entonces nota como, poco a poco, va desapareciendo a través de la camiseta del pijama y del pecho, hasta sentir un peso en el corazón. Una cálida sensación de armonía nace de éste y se extiende por las venas del joven.
-A partir de ahora viviré aquí -anuncia Musa-, ¿me puedo alimentar de tus sentimientos?

Y él acepta llevarla siempre consigo. Entonces, rebosante de ilusión y energía, toma el cuaderno, se sienta ante el escritorio y deja fluir un bello poema a través del bolígrafo. Tal vez, el mejor poema que ha escrito nunca.


Mun, la Duendecilla Cuentacuentos

Dedicado a Klover, que ha estado buscando mi cuento por tierra, mar y aire, y a una persona muy especial, para sus bajones de inspiración.


Creative Commons License

This
work is licensed under a
Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 License.

Imagen: BlueOne, de Millaa

23 recogieron sus pétalos:

Carabiru dijo...

Genial!
Klover estará encantada, seguro!

Jejeje, qué inspiración tan sacrificada.

Salu2

niobiña dijo...

Que hermoso cuento... La musa que se confunde con uno mismo para ayudar a escribir bellos y hermosos cuentos...

Seguro que Kloverina estará encantada con esta historia, ya verás!!!

Besines de todos los sabores y abrazos de todos los colores.

La niña de los ojos tristes dijo...

Pobre Musa, la mia ya tarda en volver y eso que dicen que si una persona desaparece a las 48 horas ya la puedes dar por desaparecida ¿cuanto tiempo habra que esperar para considerar desaparecida a una musa?

MUSAAAAA DONDE TAS?? :P

Asiria dijo...

De la rosa no pero si que nos desvelas el misterio de si existía o no, y en tus palabras va la respuesta, la delicadeza con que las llevas a lo largo del cuento junto a la riqueza de vocabulario empleada consiguen un efecto entrañable. Chapeau! Y no menos bella la dedicatoria a Kloverina!
Un abrazo!

Klover dijo...

Muchísimas gracias!!!Menudo sorpresón!

Me ha encantado! Me ha parecido un cuento bellísimo y lleno de ternura...me he imaginado al chico cuidando de la pequeña musa (que maja y trabajadora ella ^^)... y bueno el final no podría ser más acertado. Así que ve retirando eso que dijiste de la falsa chorrada :)

Espero no tener que perderme para encontrar tus futuros cuentos (aunque perderme el otro día me entretuvo bastante jiji ^^) porque eso querrá decir que has escrito y que te he encontrado a la primera...^^ Ainhs...y yo que pensaba que solo me perdía en ciudades desconocidas...Bueno que me enrollo jijiji...

Un besote! Y muchísimas gracias de nuevo!!!

cacahuete dijo...

La Musa es la excusa del vago que no quiere hacer nada o del simple que requiere de estímulo. Yo soy vago y simple y todas esas cosas cultas y raras que hacen a la gente interesante fuera del horario laboral. Muy bonito el cuento. Revelador.

Rain dijo...

Precioso relato, me ha parecido genial. Muy bien escrito.

Maya Takameru dijo...

Definitivamente, la mejor manera de encontrar la inspiración y contentar tu musa es mirar dentro de uno mismo.

Me ha encantado el cuento, es precioso ^^

-icaro- dijo...

Un hermoso cuento es este sin duda, pero como ya lo preguntaban un poco más arriba, que sucede si nuestra pequeña musa se ha perdido? si nunca logró salir del océano?

Darka Treake dijo...

Qué bonito Mun...
me ha encantado.

Hay veces que no hay que buscarlo... simplemente llega. termina llegando, y lo hace porque sino algunos no tendríamos sentido, no podríamos vivir más...

así que en esos momentos, el mejor consejo es la paciencia...

No lo busques.

1bsito
Darka.

___________________ dijo...

Pero que musa más bobalicona :P ¡Mira que no saber desde el principio que su lugar esta en el corazón! Un bonitp cuento con una preciosa metáfora.
Me ha gustado como has descrito a la musa y la delicadeza que de ella transmites, muy bello.

Un abrazo,

Pedro.

Pd: Te he enlazado en mi blog poniendo Mun, si prefieres otra cosa en el enlace dimelo.

Pd2: Si tu te dedicas a la horticultura, yo a vender legumbres :P

Jara dijo...

Pues como ya te han dicho resulta preciosa la forma en la que narras esta historia.

Y tener la musa dentro y dejar que se impregne de nuestros sentimientos es lo mejor, porque a veces no empeñamos en no dejarlos salir, y nos creemos perdidos, pero en el fondo sólo tenemos que buscar un poco más allá y dejarnos llevar.

besitos de otra duendecilla (no por nada, sino porq me encantan los duendes)
:)

atenea dijo...

Jo qué bonito!!! :)

Si es que a veces nos empeñamos en buscar fuera lo que tenemos cerquita, tanto que puede encontrarse en nosotros mismos... y es que nuestras musas (o como quieras llamarlo) utilizan todo lo que nos rodea: sentimientos, pensamientos, vivencias propias y ajenas, algo que viste un día paseando por la calle, algo que te contó un amigo... no hace falta irse a una isla desierta para encontrar maravillas.

No me enrollo más jajaja un cuento precioso de verdad, me gustó mucho!!

Muaksss!!!

Luz de Luna dijo...

¡Muy bonito!... Tratando con ese cariño a la musa, no se puede ir demasiado lejos. Gracias por tus comentarios.

Besitos

Tormenta dijo...

eyy! buenos días duendecilla ^^
me ha parecido tan tierno y tan hermoso que ahora, mientras escribo, estoy con una estúpida sonrisa en la cara :P en fins, es lo que tiene leer cosas así.
un beso pequeña.
pd.espero que estés bien

Polux dijo...

Y yo que he estadopensandotantoeninspiración...

Y las musas, son algo que siempre he perseguido, nunca a mi lado, siempre inspiración.

vaya!


Y la única vez que la tuve con migo, fue tragedia...

que linda es la vida...

a veces.





que buen cuento.

me ha gustado mucho.

saludos!

Croc dijo...

Pobre musa, la de aventuras que habrá tenido que pasar ^^ Aunque seguro que más aventuras pasará junto a tu corazón con tus sentimientos ;) Trátala bien! La musa es la mitad del éxito de un escritor.

Por fortuna la mía casi nunca me abandona. Está muy ocupada perdida en la inmensidad de mi imaginación :P con alguna pequeña ayuda externa, claro.

Un besazo, preciosa!

nuria dijo...

me ha encantado, quizas te parezca raro sabiendo de mi locuacidad habitual, pero no tengo mas palabras....

haciendo caso de nuestros sentimientos, sean los que sean, siempre encontraremos algo que queremos expresar...

cuidate, y gracias por tu presencia ayer, eres una gratísima compañia, bueno, ya sabes que lo nuestro fue un verdadero flechazo mutuo de amistad jajajaj

tu geisha XD

...Of Darkness dijo...

Me gustó...

Un beso Doll.

Sharon dijo...

Y tú que siempre hablas de mi forma de describir los sentimientos nos has regalado un cuento repleto de ellos:)
Precioso y lleno de ternura, yo, igual que Tormenta tengo una sonrisa de oreja a oreja en la cara
Un besito Mun

c.o.v. dijo...

Bálsamo, niña.

Abrazos.

TOROSALVAJE dijo...

Dios mío, que belleza!!!!!!!

Te aplaudo Mun, que bueno es.....

Besos.

Franco Carlesimo dijo...

Me ENCANCTO, creo que cualquier artista puede sentirce identificado con esta historia.
Tambien e pasado noches en vela esperando a mi musa que regrece de su largo viaje!!!

Saludos