miércoles, abril 04, 2007

Usted es humano




Y allí estaba, entre mis manos temblorosas, la carta que Clovis me había enviado ir a buscar. Lo que había escrito en ella me lo podría haber dicho en persona, pero Clovis es así. Cuanto menos trate con los demás, mejor.

"ESTÁ USTED DESPEDIDO. NO PERMITIMOS HUMANOS EN NUESTRA EMPRESA"

Me pareció tan injusto. En la entrevista se lo dejé claro y ellos me aseguraron que no les importaba, mientras yo me comportara como uno de ellos. Por eso no dudé en ir al despacho de Clovis, que cuando me vio aparecer puso cara de haber visto un eclipse solar sin gafas de sol.
-¿Cómo que despedido?
-¿Qué hace usted aquí? En la carta está todo claro. No hay nada más que hablar.
Su voz sonaba tan emotiva como un "ha elegido usted gasolina súper".
-¡¿Cómo que me despedís por ser humano?!
-Se lo hemos escrito claro. No admitimos humanos en nuestra empresa.
-Llevo un año trabajando con vosotros y eso no es ninguna novedad. En la entrevista ya os lo dije y no tuvisteis reparo en contratarme.
-Pero se lo advertimos. Tenía que comportarse como uno de nosotros.
-¿¿Y no lo hice?? Me empollé todos vuestros argumentarios hasta la última coma, ensayé delante del espejo el tono de voz de hojalata que me exigíais, incluso grabé mi saludo y mi despedida para que sonaran iguales en todas las llamadas, no fuera que al repetirlos me salieran distintos...
Clovis miraba mis lágrimas lleno de curiosidad, como aquel que encuentra una rareza expuesta en un museo.
-Eso sólo lo hacía al principio. Pero después perdió la práctica y se acabó delatando a sí mismo. Desde luego, si le contratamos era para hacer un experimento. Ya que los androides estamos hechos a imagen y semejanza de los humanos, queríamos comprobar si podemos transformar a un humano en un androide. Veíamos muy complicado conseguir algún sujeto que aceptara los implantes electrónicos, y decidimos que mediante este tipo de empleo era más fácil transformarles. Casi lo conseguimos con usted, pero nos falló.

No podía creérmelo. Yo me había esforzado al máximo en parecer uno de ellos. Sentado cada mañana de 9 a 5 en ese sembrado de ordenadores, les estudiaba y aplicaba después la táctica del camaleón. Mi voz había conseguido el timbre de una máquina de escribir y los clientes me tomaban como un operador más. De hecho, había sido tarea fácil para mí restringir mi vocabulario al dossier de frases prefabricadas que me dieron el primer día, congelar mis párpados para tener unos ojos de piedra y moverme como si mis venas fueran alambres. En cuanto a la empatía, tampoco me costó anularla. Sólo tenía que buscar otra distracción mientras atendía una llamada: o bien me ponía a hurgar por la blogosfera, o echaba partidas en minijuegos, o buscaba chistes en google...

No obstante, a pesar de todo ello, no fui lo suficientemente bueno. De hecho, ningún humano lo era. Pero yo daba la talla y, a pesar de tener la oportunidad de hablar con Clovis, no supe en qué había fallado. Le pregunté "¿por qué?" por enésima vez, hasta que él levantó el dedo y, moviéndolo a modo de cursor, me señaló a mí y a la puerta.

Aquel despido fue un latigazo a mi orgullo, y decidí aliviar mi dolor con un paseo por el parque. Mientras respiraba el azahar y notaba las caricias de las amapolas en mis tobillos, me daba cuenta de que Clovis tenía razón: yo soy demasiado humano. Asimismo, podía notar la libertad de movimientos de mi cabeza, cuando me giraba a mirar alguna ardilla o pájaro que me llamara la atención. Con los cascos, que en ocasiones se me antojaban como si pertenecieran a una silla eléctrica, no sentía esa libertad. Tal vez, en el fondo, Clovis me hizo un favor.

Llegué a casa a eso de las nueve. Sobre la mesa, me encontré un cd con una nota encima, en la que había escrito un mensaje en Times New Roman, cuerpo 16:

"USTED ES HUMANO"

Extraje el cd de la caja y lo metí en el ordenador. Al hacer doble click sobre D:\ me encontré varios archivos de audio. Sin duda, eran las grabaciones que nos hacían desde el departamento de calidad. Escogí uno al azar, y no tardé en reconocer mi voz que, por cierto, detesto:
-BuenosdíasbienvenidoaCommunicationenquépodemosayudarle
-Vamos a ver si puedes ayudarme. ¡Llevo un mes esperando a que me arreglen la línea!
-Informamosalclientedequeestossondíasdifíciles...
-Parece que nadie me entiende. A todos os cuento lo mismo y pasáis de mí. Tengo a mi hijo en Inglaterra, y por culpa de esto no estamos en contacto. Ni por teléfono, ni e-mail, ni nada.
-Informamosalclientequeusteddisponedemóvil.
-No, no tengo móvil porque odio estar localizable. Además, no tengo dinero para permitírmelo. Contraté vuestro servicio porque me incluía internet y teléfono, hace un mes que os comuniqué la avería y aún no he tenido respuesta. ¿Cuándo me enviaréis el técnico?
-Informamosalclientequedesconocemoselprogramadelserviciodeasistenciatécnica.
-¿Así que voy a estar sin hablar con mi hijo más tiempo? ¡Póngase en mi lugar!
-Yo no tengo hijos, señor... Me gustaría poder tener algún día, cuando conozca alguna chica...
-Pues no puedes ponerte en mi lugar. No sabes lo que se quiere a un hijo hasta que se tiene uno.
-Pero hay personas a las que quiero mucho.
-¿Y qué harías si no pudieras hablar con ellas?
-Posiblemente iría a visitarlas.
-Tiene usted razón... Pero si no puedo permitirme un móvil, difícilmente puedo permitirme un viaje a Inglaterra.
-Señor, ¿usted qué hace esta tarde?
-Lo mismo que cada día... Estar aquí, ver la tele...
-¿Le va bien si voy yo mismo esta tarde?
-¿Usted?
-Sí. No prometo nada, pero soy bastante apañado. Menos da una piedra, ¿no?
-¿Tiene mi dirección? ¿La ve en pantalla?
-Sí. Esta tarde a las seis me paso.
-Usted... no es como los otros operadores con los que hablado... Usted me ha entendido...
-Porque si no tuviera aquí a mi familia y mis amigos... y no pudiera hablar con ellos... me moriría...
-Usted es humano...

Cerré el archivo antes de que se acabara. Entonces ya supe de qué irían los otros. No recordaba aquella conversación, aunque sabía que era mía. También recuerdo cuando fui a casa de aquel cliente e intenté repararle la línea, aunque no tuve éxito alguno. Pensaba que nadie se iba a dar cuenta, pero sí. Nunca debí implicarme con el cliente y mucho menos, salirme del argumentario. Por esas razones habían reemplazado en los call centers a los humanos por androides.

Un mensaje apareció en mitad de la pantalla del ordenador: "USTED ES HUMANO".

Después de todo, Clovis tenía razón. Aquel trabajo no estaba hecho para humanos.

Mun, la Muñeca Cuentacuentos

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 License.

Imagen: Blade Runner

19 recogieron sus pétalos:

Croc dijo...

Me encanta el mensaje de denuncia que tiene la historia. Estoy seguro de que si algún día un androide hace las mismas funciones que se le exigen a un operador, acabarán sustituyéndolo, porque les conviene.

Ojalá se dieran cuenta de que la gente sigue aprenciando el contacto humano. Por eso muchos aún prefieren comprar sus billetes de tren en las taquillas en vez de en esas máquinas automáticas con pantallas táctiles...

Como comentario sobre la redacción, quizás algunas frases quedan un poco desubicadas del registro del resto del texto, por ejemplo expresiones como "se le vió el plumero" o palabras como "pinganillo".

Un saludo, preciosa! ;)

K dijo...

Joder pues vaya cabronada de androides anarquistas, se ve que se deshicieron de las leyes de la robótica de Asimov xD

Ya en serio, es jodido y hasta cierto punto puede llegar a ser real, fuera de la ficción del relato claro. A uno lo contratan para prestar un servicio X si por lo que sea se sale de ese servicio casi que seguro va a la calle por
muy buenas intenciones que tuviera.

En fin, triste pero cierto.

Buen relato y buen mensaje.

Un beso!

Oski dijo...

Humano, demasiado humano entre la gente...decía una canción de Luis Ramiro. Me ha gustado tu relato, es diferente a todo lo que hemos publicado el resto esta semana y me parece que está muy conseguido.

Felicidades me has mantenido pegado a la pantalla.

Un saludo. Nos leemos!

Ivic dijo...

Eso que criticas en la historia en un ambiente "mecanizado" y de androides no anda muy lejos de lo que sucede hoy en día la verdad... A veces nos comportamos como máquinas y nos olvidamos que somos de carne y hueso.

Un abrazo

Posdata: buena peli Blade runner ;)

peyote dijo...

Es fuerte y no es humano. Me gusta como se va perdiendo la humanidad conforme el trabajo deja de ser; dado, que en este mundo.com deja un espacio para dejar de ser carne para ser micro chip nada garantizado.

saludos.

La niña de los ojos tristes dijo...

uooh me recuerda a 1984 (q me estoy leyendo ahora) niña ultimamente no hablamos nada a ver si nos encontramos algun día por msn :(

ninive dijo...

Fantástico tanto el tema que elegiste como su narración y desarrollo. Por otro lado como no recuerdo, soy humano, si te leí antes o esta es la primera vez, bienvenida a Cuentacuentos! que si ya te la di pues doble bienvenida :)
Diría que tu relato es ciencia-ficción pero ello tal vez si lo hubiera leído tiempos atrás, pero no hoy en día; casi que no me extrañaría que lo que cuentas esté ya pasando. Un rasgo por el que no deja de ser humano es su constante ¿por qué? la busqueda de una explicación a todo unida a la imposibilidad de ser frío como una máquina. Es más ya está pasando. Espero que no haya que echar de menos ese contacto humano. Imperfecto pero entrañable.
Un abrazo

Sui dijo...

sermonMe ha gustado. Has retomado las narraciones humildes, las que con su sencillez saben transmitir tu punto de vista sin más alarde que el ser tú misma. Me agrada cómo lo has desarrollado, y el tema es bastante original. Le concedería un 7.

c.o.v. dijo...

Me ha gustado la metáfora de los androides capitalistas, estaba bueno el relato.

Saludos, guapa!

Roadmaster dijo...

El otro día lo leí y no me dio tiempo a comentarte. Hoy lo he releído y me ha gustado mucho. Me sobra la referencia al eclipse, ahí encajada en una redacción relativamente aséptica. Por lo demás, me parece original y me alivia no encontrar artificiosidades en cada frase. Sui tiene razón: no hay nada como la humildad. No se trata de demostrar lo que una puede hacer, sino se ser capaz de hacer muchas cosas y ELEGIR las más adecuadas.
¡Besitos!

Anónimo dijo...

¡Por fin me deja postear! De momento sólo en modo Anónimo, pero todo se andará.
Este relato me ha gustado bastante; tiene mucha chicha simbológica y conceptual, sin ser fatigoso. Por otra parte, es sólo una sugerencia, pero: ¿y si en vez de una primera persona (que conste que no digo que quede mal) que es algo bastante trillado, se hubiera probado con una segunda persona? Por ejemplo, desde la perspectiva de un robot amigo, observando con desapasionamiento las reacciones humanas de nuestro prota. Más difícil, sí, pero creo que se hubiera sentido más aún la soledad y la incomprensión del personaje. De todas formas, la gran baza de este relato es el tema, y una primera persona es una opción tan válida como cualquiera.

En fin, una simple sugerencia.

Besos.

Arantza

aPerfectCrime dijo...

EXCELENTE RELATO...
MARAVILLOSO mensaje encriptado

"EVEN MACHINES CAN SEE THAT WE ARE DEAD"

"INCLUSO LAS MÁQUINAS PUEDEN VER QUE ESTAMOS MUERTOS."
:
:
dejo saludos.

Tormenta dijo...

como dice K...las leyes de la robótica a tomar por **** :P
Estupendo relato Mun bonita... aunque puede parecer pesimista, el trasfondo emite un mensaje claro: que mientras queden personas como tú al otro lado de los teléfonos, hay esperanza.
Un beso enooorme preciosa.
pd. participas en el cuentacuentos y soy la última en llegar, esto no puede ser.

Ailën dijo...

Me ha encantado el relato. Y el mensaje (aunque, tal y como soy yo, saco mensajes extra de debajo de cada letra, pero bueno, eso es caso aparte).

Ains...tengo que acabar de ver Blade Runner, que empezamos en filosofía pero no la acabamos... u_u

Besos!!!

La niña de los ojos tristes dijo...

Ninive me ha encantado la sugerencia de lo de hacerlo en 2ª persona contado por un robot, me ha parecido darle una vuelta de tuerca genial a la historia. Con razón dicen que cada narración cambia según la persona que la lee.

ana_arandanos dijo...

Me ha encantado!!! Sobre todo el "usted es humano". Enhorabuena xD

Chihiro dijo...

Hacia tiempo que no me pasaba por aqui, y la verdad ha valido la pena. Genial historia mun, me alegro que tu aun conserves esa originalidad a la hora de plasmar tu imaginacion por aquí.

Un beso y cuídate!

P.D:Clovis? hay un grupo catalan k se llama igual, van un poco de guais, pero no suenan del todo mal.

Munlight_Doll dijo...

Mmmmm, me ha gustado mucho la sugerencia de Arantza, aunque dudo mucho que pueda con ello XD

Clovis lo saqué del videojuego de Blade Runner. Es el personaje que equivaldría al Roy Batty del libro y de la peli, y me parecía un nombre perfecto para mi personaje.

Gracias a todos por visitarme, y por vuestras aportaciones.

Saludos humanos a todos,
Mun Light Doll

s.f. dijo...

Y aquí entramos en la característica que, según K.Dick, nos hacía humanos. No el aspecto, ni el amor, ni el odio, sino la empatía.bfirt