jueves, marzo 29, 2007

La Gran Macedonia - Capítulo 10: De cómo Leonor obtuvo su dulce venganza y a un bello mozo




Y bien, aquí tenéis la fruta final de esta de esta macedonia en la cual tenía que poner la guinda. Os advierto de que cuando la historia llegó a mis manos estaba en un estado de degeneración bastante avanzado, así que no os asustéis de lo que podáis leer. Espero que os guste mi aportación, aunque antes de degustarla, debéis comeros antes todas las demás frutas:
Capítulo 1: Sacapuntas
Capítulo 2: Hope
Capítulo 3: Murron
Capítulo 4: LOS SUEÑOS PERDIDOS
Capítulo 5: EL CAJÓN DEL FONDO 2
Capítulo 6: En Noches De Luna
Capítulo 7: La vida en el metro
Capítulo 8: El desdén
Capítulo 9 : El reencuentro

Sobre todo, me gustaría dedicar esta historia a Mitsu, que es quien me ha otorgado el honor de escribir el final de esta divertida historia. Espero no haberte decepcionado Mitsu, y que sigas confiando en mí para esta serie de juegos. ¡Un besote afrutado!

Bon appétit!

CAPÍTULO 10: DE CÓMO LEONOR OBTUVO SU DULCE VENGANZA Y A UN BELLO MOZO

Ante el apasionado beso entre Eli y Leo, en el cual las lenguas corrían desorbitadas a juzgar por el bulto danzante entre las mejillas de ambas mujeres, Carlos notaba cómo la sangre bajaba a su entrepierna de nuevo. Hablando pronto y mal, Eli estaba muy buena; en sus años de instituto había pensado cientos de veces en colarse debajo de su tanga y el hecho de verla en plena acción le ponía en celo perruno. Por su lado, Leo le inspiraba el mismo amor que un plato de lodo infestado de cucarachas, pero el hecho de contemplarla besándose con una mujer le hizo verla cómo sólo podía conseguir el efecto de 8 copas de vino.

Entonces, Carlos miró a Sergio, el cual le respondía con miradas incitantes, que parecían rogarle repetir el fogoso encuentro del baño. Aquella deliciosa criatura le guiñó uno de sus ojazos verdes y señaló el baño con la cabeza, tentador como un bombón de lujuria. Se pasó la lengua por los labios, prometiéndole a su interlocutor que si le seguía le haría reventar de placer.

Acto seguido, aquel diablo seductor se levantó y fue al baño de hombres, confiado en que Carlos le seguiría. Pero Carlos no se podía levantar.

Cuando se deshizo el beso entre las dos mujeres, Eli miraba atónita a Leo, ante el estupor del resto de comensales, que creían ser víctimas de una broma de cámara oculta.
-¿Qué era eso? ¿Estás loca? -le espetó Eli a su amiga.
-No tengas miedo a mostrar tu sexualidad, no eres la única que ha cruzado la acera. ¡Y no miro a nadie!
En contraposición a sus palabras, su mirada se clavaba en Carlos, que en esos momentos el problema que tenía debajo del pantalón se convertía en una urgencia.
-Tengo que ir al baño.
Como si le hubieran prendido fuego en los calzoncillos, Carlos fue raudo al lavabo, para encontrarse con la puerta cerrada desde dentro, como si alguien hubiera improvisado una barricada. Con la desesperación de aquél que hubiera tenido la vejiga a punto de reventar, aporreó la puerta entre sollozos, sin que nadie del otro lado se apiadara de él ni de su calentón. El sex-symbol de instituto no se atrevía a volver a la mesa, ya que sabría que sería apedreado con un aluvión de preguntas indiscretas de sus ex-compañeros, para después ser fustigado con la risa malévola de Leo. Sin embargo, su "pistola" le recordaba a gritos la necesidad de vaciar el cargador.

Sin saber cómo, mientras buscaba un blanco al cual disparar, se encontró en la cocina. El cocinero estaba enfrascado en la preparación de un pato a la naranja para unos clientes, pero lo que más llamó la atención a Carlos se encontraba encima de la mesa: una tarta de chocolate, coronada de crema y nata, que se le antojaba tan apetitosa como la boca de Sergio.

A Carlos le vinieron recuerdos de una mítica escena de American Pie y de las preferencias sexuales de cierto personaje de El Predicador, saga de cómic que guardaba su hermano tras un ejército de figuritas del personal de Final Fantasy. "A falta de un buen mozo, buenos son bizcochos", se resignó el semental. Así, sin más remilgos, se deshizo de la opresión provocada por la tríada cinturón-bragueta-bóxer y hundió su masculinidad en la lasciva esponjosidad del postre que sus ex-compañeros de clase aguardaban. Con los ojos cerrados, subió a caballo a la montaña del éxtasis, sin percatarse de los chillidos de horror del cocinero al contemplar la violación de su obra de arte culinaria, ni de Leonor, que inmortalizaba aquella escena con una cámara digital, mientras sonreía satisfecha.

Al notar en su prieto trasero los escobazos del cocinero histérico, Carlos bajó a la Tierra. Tras secuestrar el pastel ensartado en su "espada", intentó huir de la cocina, pero tropezó con sus propios pantalones atascados en los tobillos, y cayó al suelo cuan largo era. Su cuerpo aplastó a la malograda tarta, que se untó por toda la camisa del hombre. Aquél que había sido el terror de las féminas durante la época de las espinillas se levantó a duras penas del suelo cuando se topó con el objetivo de la cámara de Leo, que apuntaba a sus morros como un dedo acusador.
-¿Esto no lo pondrás en Youtube, no?
-Jojojojo, de hecho pensaba grabarlo en cd's y venderlos a tres euros, pero me acabas de dar una idea mejor.
Y tras presionar el "stop", Leonor fue a buscar, resplandeciente, a Eli, dispuesta a enseñarle triunfal el cumplimiento de su misión. No obstante, decidió mostrarle el vídeo más tarde, pues supuso que no era buena idea interrumpirla en pleno intercambio de fluidos bucales con Javi, el cual quería comprobar que, a pesar de la escena lésbica anterior, Eli no había cambiado de acera. Por lo que respecta al resto de comensales, éstos habían abandonado el restaurante, indignados con todo aquel festival como el Vaticano ante una versión pornográfica de la vida de Jesucristo.
-Parece ser que ya hemos cumplido aquí -anunció una voz cálida y viril desde la nuca de Leo.
La mujer se giró y vio a Sergio ante ella, que la miraba con ojos cómplices y traviesos.
-Hacía tiempo que este capullo se merecía una lección -prosiguió el joven-. Eli me contó todo lo que pasó en aquella fiesta de fin de curso y no me pareció nada justo.
-Desde luego. Muchas gracias por ayudarme a ello. Ha salido mejor de lo que esperaba.
-Tengo el coche fuera, te puedo llevar si quieres. Eli no parece estar muy por la labor.
En efecto, mientras el cocinero echaba a patadas a Carlos del restaurante, el chef estaba pensando en recomendar una lista de hoteles a la pareja que, sobre una silla, expresaban su amor reprimido con total libertad. Por su lado, Sergio tomó a Leonor de la mano y la guió hacia el coche. Mientras la mujer se acomodaba en el lujoso asiento de cuero, su acompañante se lanzaba al asfalto con la misma seguridad que Michael Knight.
-Ha sido una noche perfecta -comentó Leo, acariciando su cámara-. Hacía años que esperaba esta noche.
-Para mí también lo ha sido. Hice muy bien en aceptar la invitación de Eli. Además, he conocido a una chica preciosa.
-En ese caso tuviste que pedirle el móvil antes de que se fuera...
-Tal vez lo haga antes de que se baje de mi coche.
Leonor no daba crédito a lo que oía. La saliva se le atascaba en la garganta como una gran bola de arroz.
-Pensaba que eras...
-¿Gay?
La negación de aquella suposición vino acompañada de un frenazo ante la casa de Leonor. Sergio ensartó su mirada esmeralda en el rostro ruborizado de Leo. Lo cierto es que aquella mezcla de timidez y picardía despertaban interés en el joven, que se veía en el deseo y la necesidad de demostrarle sus auténticas preferencias sexuales. Leo también quería comprobarlas, Después de una copa de whisky en su casa, en un cuerpo a cuerpo en su cama.

Al día siguiente, mientras aireaba las sábanas sudadas, Leonor recordaba esa noche como su gran noche.

Mun, la guinda de la macedonia

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 License.

15 recogieron sus pétalos:

mitsu dijo...

Mon Dieu¡ My God¡ Deu meu¡ Il mio dio¡ meu deus¡
Valió la pena dejar la guinda en tus manos (guinda....y el resto de la tarta..jajajajaj)

salud¡¡¡¡¡

Sui dijo...

Es grotesco. Sigues insistiendo en frases demasiado largas, y haces una descrpción que, lejos de resultar erótica, es demasiado escatológica. Lenguas que deforman mejillas abultadas? Celo perruno? Pistolas cargadas?. El nudo y el desenlace (follarte un pastel) son un plagio torpe del relato "Las delicias de Onán", ganador del premio "La sonrisa vertical". Digno de American Pie, como tú muy bien citas.

METIS dijo...

alaaaaaaaaaaaa¡¡ Dios, imposible volver a mirar a la cara a una tarta sin pensar en leo¡ jajaj Hizo bien mitsu en elegirte.

saludos

Tormenta dijo...

Hola nena! como hemos estado charlando, pues me he dicho: vamos a pasar a ver qué se cuenta la duendecilla. Luego te dejo comentarios con más tranquilidad, antes quería comentarte un par de cosillas:
1. malinterpreté el ultimo capitulo de sangre... y ahora, releído, por fin lo entiendo (es que soy lenta, ya me conoces)Es un final redondo, abierto, extraño y genial... de los que a mi me gustan, y no pienses que es peloteo :P (no sé que tenía en la cabeza la primera vez que lo leí) vista en conjunto es una historia muy buena :)
2. Sui. Creo que esta misma persona dejó un comentario hace poco en mi blog haciéndome una crítica. Lo cierto es que me resultó bastante constructivo... Por eso no entiendo la actitud que ha tomado hacia ti, parece algo personal...
Considero que la sinceridad es importante al hacer una crítica, sobre todo si lo que quieres es contribuir a que esa persona "mejore" (aunque eso es algo subjetivo) pero ha llegado un momento en que la intencionalidad de sus opiniones resulta bastante dudosa. Considero que llamar grotesca a una historia como ésta(divertida, escrita con mucho humor y bastante bien narrada)es más que absurdo. Lo primero, al criticar el trabajo de otra persona, es ser respetuoso con este, hay que valorar positivamente cualquier esfuerzo... y tener la suficiente humildad como para apreciarlo. Me parece que aqui nadie está insinuando que cualquiera de nuestros blogs pudieran pasar la criba del premio Cervantes... pero en fin, parece que se ha convertido una especie de "pequeña cruzada particular"... si ella es feliz...
Un besito muy grande nena, y ya sabes "calma y tranquilidad"
pd. a ver si te vemos más por cuentacuentos :)

K dijo...

Pasando un poco del tema porque hay poco más que añadir a lo escrito por tormenta, sólo quería decirte que muchas gracias.
Y nada, como no nos podemos tomar una cerveza, tómese una a mi salud esta semana.

Un beso longevo y con sabor a macedonia :K!

Sui dijo...

Esto no es una cruzada particular contra mun. simplemente, no aceptó con la misma humildad que tormenta mi crítica. la verdad, es que me gustaba más como escribía al principio, cuando no intentaba demostrar que puede escribir fábulas con moraleja, denuncia social, terror, amor, sentimientos, poesía y erotismo. sabes cuál es tu problema, mun? que quieres gustar, aunque lo niegues. sé natural, como al principio.

murron/macaria dijo...

JA JA JAJA, Por un momento pensé que iban a llevar el pastes y se lo iban a comer todos. Joder¡ hubiese sido acojonante. Desde luego ha sido bastante escatológico, como la vida misma. Gracias por participar. Ha sido muy divertido. Estoy segura de que David estará encantado. Besos

Munlight_Doll dijo...

Saben bien varias personas, como Roadmaster, José Luis (que no postea nunca, pero que me comenta por MSN), Aracne, Nirth, Croc, Nashira, etc. que siempre he estado abierta a las críticas, siempre y cuando éstas sean constructivas y se hagan desde el respeto.

Cuando se critica el trabajo de alguien, se le ha de animar a mejorarlo; se le señalan sus puntos fuertes para que sepa potenciarlos y las flaquezas para que aprenda a pulirlas. Es importante recordar que cada autor es una persona y que nadie es Cervantes como para tirar por los suelos el trabajo de alguien.

Escribir bien es harto difícil. Hacer una buena crítica también. Destruir es demasiado fácil. Lo que me molesta no es que critiquen mi trabajo, sino el cómo lo hagan.

Como escritora tengo mucho que aprender, lo sé. Y a ti, Sui, como crítica, te queda mucho más.

Un saludo

Sui dijo...

Si quieres llegar a ser algo más que una internauta publicando en su blog, no puedes esperar que la gente te critique tal y como pides. Habrá personas que consideren que puedas mejorar, otras te dirán que para ello necesitas empezar desde cero, algunas te elogiarán en compensación, otras serán crueles. Yo podría haberte insultado, pero en lugar de eso me he molestado en criticar analíticamente, haya sido más o menos amable. Demuestra lo madura que eres corrigiendo en vez de defenderte constantemente. Tus detractores nunca van a ser tus amigos, así que no esperes una palmada en el hombro.

Sui dijo...

PD: Asume que habrá gente a la que no le gustes. Y que si no me gusta, no tengo por qué rebuscar alguna virtud para reestablecer un poco tu orgullo herido. ¿O acaso tú siempre consigues extraer algo positivo de lo que lees, ves y escuchas? Seguro que habrá cosas que detestes, y que incluso prejuzgues. No hay una única verdad. Ni la mía, ni la tuya.

Roadmaster dijo...

Jaaajajajaja pos a mí me ha gustado mucho. Me sobra la última frase, parece un poco pegote, pero vamos, en general te he visto mucho más suelta que de costumbre y el lenguaje recargado (no sé si has visto el comentario que te he dejado hoy en el post anterior)en este caso hace mucha gracia, todo parece más paródico, mendoziano ;-)

Croc dijo...

Nunca hay que fiarse de las aparencias. Muchas veces las cosas no son ni acaban como parecen ser.

Un besazo! ;)
La escena con la tarta da para mucho juego, aunque has usado la salida menos "rara" :P

c.o.v. dijo...

Yo quiero una Sui para mi blog!

Como elemento de un entrenamiento autógeno no tendría precio!

Saludos, Doll, no había tenido tiempo para leer todo el relato, y ha sido un gustazo leer todas las entradas del tirón. Me ha gustado.

Nos seguimos leyendo, y gracias por linkearme!

Besos, guapa!

david fluxà dijo...

Finalmente, a Leo le llegó su gran noche... y otra Gran Macedonia ha finalizado. No era nada fácil atarlo todo y ponerle esta guinda. Sinceramente, me ha sorprendido gratamente y me ha gustado mucho.
muchas gracias por tu paticipación

Luna De Abril dijo...

Valla final!! que guindasaa!! jaja!! muy bueno el final de esta gran historiaa!!
¡Besotes y que sigas así!!