miércoles, diciembre 23, 2009

Otra carta a los Reyes Magos

Queridos Reyes Magos,
Este año no pienso pediros juguetes, aunque esto lo sabréis porque llevo años sin pedirlos. Sobre las colonias, los reproductores de música, la ropa interior y exterior no os preocupéis. Prefiero ir a buscarlos yo sola, aunque me tenga que enfrentar a las resabidas hordas de zombies comprarregalos, más guiados por el “quedar bien con el otro” que por el “gusto del otro”.

No. Tampoco os pienso escribir en el idioma de la corrección política una carta que pida la paz en el mundo que no me importa. Cuando me levanto por las mañanas pienso en mí, en rogarle cinco minutos más al despertador, en las tareas pendientes del día, en dónde encaminar mi vida profesional, en lo mucho que echo de menos a mis amigos, en llamar a papá y mamá y en ver de nuevo a mi pareja cuando vuelva a casa del trabajo. Y antes de acostarme pienso en el día siguiente y tacho un día más del calendario hasta alguna fecha señalada. No, no pienso en países menos favorecidos que el mío, ni en niños inocentes que sufren las inclemencias de los adultos. No les conozco y no puedo sentir nada por ellos. Bueno, sí que pienso en ellos. En los cinco minutos que dedico leyendo el periódico. Así que no pienso pediros la paz mundial, porque me niego a ser hipócrita. Además, no creo que el mundo se merezca ese regalo, porque no ha sido un niño bueno.

Tras leer esto, consideraréis que no me estoy portando bien. Que soy una egoísta. La única diferencia es que lo reconozco y soy consecuente con ello. Por eso os escribo esta carta de despedida, porque me parece justo prescindir de vuestros servicios si no los merezco. También podría no deciros nada, pero a pesar de todo soy educada y no me gustan las despedidas francesas.

Ya tenéis alguien menos de quien preocuparos. No quiero que os enfadéis conmigo; después de todo os pienso compensar. Vosotros repartís regalos que los niños piden a la carta, incluso después de que sepan vuestro triste secreto. Yo voy a repartir regalos que reparto durante todo el año y que vosotros no podéis. Necesitáis ayuda de un pergamino eterno para relacionar a los niños con sus rostros y nombres, y anotáis sus buenas obras como un profesor anota los puntos positivos en clase. Pero nunca os habéis sentado a jugar con ellos con los propios juguetes que le dejáis en los balcones. No sabéis operar sus corazones rotos a la una de la mañana en un portal, o compartir un café con ellos en un bar que habéis convertido en “el de siempre”, ni sabéis la combinación de la caja fuerte de sus risas, ni comprobar su calor corporal con un abrazo. Yo sí. Y por eso puedo hacer mis regalos.

Y no es un acto altruista. Yo acabo recibiendo lo mismo y por eso entrego.

Felices y descansadas fiestas,
Mun


Mun os desea que hagáis felices estas Fiestas

Fotografía: Ice Crown, de Sarah Beara

6 recogieron sus pétalos:

Manu Sancero dijo...

¡Qué bonito, Mun!
Me ha encantado... mis mejores deseos navideños para tí y tus seres queridos :)

Saludos universitarios!

TORO SALVAJE dijo...

Pues como triunfe la idea los Reyes van al paro.
Total tres más tampoco se va a notar mucho.
Pásalo bien.

Besos.

Anónimo dijo...

wapaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!! teniendote a ti pa que quiero mas regalos???? la verdad muy sincera tu carta aunque... no se... algun regalo podría caer no?? ;)

muchos bessos y felices fiestas!!!

wannea

El bardo dijo...

Una declaracion de principios en toda regla, en mi caso con dos niños en casa esperamos esa noche especial con ilusion y agradecemos tener la escusa de jugar con los hijos para volver a ser niños otra vez ;D
Un abrazo y los mejores deseos para ti y los tuyos querida musa.

-icaro- dijo...

Me gustaría vivir en España para poder darte un abrazo Mun.

Que pases unas felices fiestas :) (así ni tu ni yo creamos en ellas)

Anónimo dijo...

No!! que si que has sido buena este año!!! así que nada, aunque hayas despedido a los reyes, espero que Papá Noël sea tu "puerta de atras" y sí que te haya traído algo... y si no de todas formas que el 2010 te venga cargadito de momentos buenos de esos como te mereces, wapísima.

Feliz 2010!!!
Tú amigo, el master de Lys ;)