lunes, marzo 30, 2009

Alas

En un mundo en el que comemos dinero, tenemos que encorsetarnos las alas bajo un disfraz de ocho horas diarias.

El tiempo libre es una limosna para volar.


Mun, the Flying Doll

10 recogieron sus pétalos:

TORO SALVAJE dijo...

Jo.
Es lo más bueno que he leído en mucho tiempo.

Has tardado, pero ha valido la pena esperarte.

Me gusta una barbaridad.

Besos.

Ailën dijo...

Por eso hay que saber volar =)

Besos

balconera dijo...

brillante, la realidad más vista en hermosas palabras.
saludos

Fero dijo...

vaya cierto!
muy cierto.

saludos.

Carlos dijo...

Para quien sepa volar, o las conserve aún.

Todo el sistema, el tiempo, el espacio, la libertad, la realidad de una parte de la sociedad contenida en tus palabras.

Sí, realmente bueno Mun.
Enhorabuena
Besos

Pedro Escudero dijo...

Jo, cuanta razón tienes :-(

(pero qeu bien expresado)


Un abrazo!!

tormenta dijo...

nah, a ti se te notan por mucho que tengas que encorsetártelas. Yo las veo claramente, estás siempre a punto de echar a volar :)

mil besos, princesita

pd. espero que lleves bien (al menos dentro de lo que cabe) tu nuevo curro.

Rain dijo...

Que gran verdad has sabido contar. En muchas ocasiones nuestro poco tiempo libre es lo único que podemos dedicar a lo que realmente nos gusta e importa...
Pero claro, de algo hay que vivir... aúnque nunca sobreponiéndolo a la propia vida personal.

Popi dijo...

A mi jefe le digo: yo vengo aquí a fumar, y entre cigarro y cigarro trabajo.
A mí me digo: tú escribes, y en tu tiempo libre trabajas.

La realidad es como tú la describes.

Un beso Mun!

Félix dijo...

Creo que todos nos disfrazamos a diario para poder sobrevivir. Tu frase lo expresa perfectamente.