viernes, febrero 13, 2009

Una compañía molesta

Joder, macho, mira que sabía que iba a pasar esto. Es que no se puede tener una convivencia normal. ¡Pues haberlo puesto en el anuncio, tío! ¡Yo qué sabía! Buscabas un chico no fumador y responsable, ¿no? Pues ya está. Además, cada mes te pago el aquiler, como un reloj. ¿Y cuándo te he molestado? Será que no te he dejado dormir, ¿eh, eh? ¿Qué problema tienes, tronco? ¿Ahora me tienes miedo? Joder, si cuando vine no parecía caerte tan mal, ¿no? ¿Qué pasa? ¿Que no te lo esperabas? ¿Tenía que venir vestidito de negro para que te dieras cuenta? Tú has leído demasiadas tonterías, macho. Que no, que no somos así, nene. Métetelo en la cabecita.

Oye, oye, tranquilito, que en cuanto termine de comer me largo. Y hasta te lo dejaré todo limpito, como al niño le gusta. Y que sepas que la culpa es tuya por pasar sin llamar. ¿Es que te hecho eso alguna vez yo? Ah, ya, piensas que iba a por ti, ¿no? ¡Jajajajajajaja! Madre mía, lo que hay que oír... ¡Que no, tío, que no me gustas! A ver si te queda claro ahora. ¿Pero tú te has visto? Por tan poca cosa como tú no me despeino. Por tu novia, aún. Pero por ser colegas te la habría respetado y todo.

Qué decepción, tronco, de verdad. Me has decepcionado más tú a mí que yo a ti. A ti que te va tanto nuestro rollo, pensaba que nos íbamos a llevar bien, pero ni eso. Será que vosotros os creéis superiores, la historia de siempre. Joder... cada uno se alimenta de lo suyo, ¿no? Si hasta mejor para ti, menos gastos, ¿no? Bueno, bueno, que si te me vas a poner con el dramón me largo y aquí no ha pasado nada, ¿vale? Venga, no empieces. Tampoco te lo he dejado muy guarro, ¿no? No me gusta ensuciar, ya te lo dije. Además, ya te he dicho que antes de irme te lo limpiaba. ¡Pero, hombre! Si te me pones así, ¿qué quieres que haga, eh? ¿Qué quieres que haga? Venga, va, ya está. Me llevo al tío y limpias tú, que a este paso te va dar algo si me quedo más rato aquí.

Joder, lo que hay que aguantar, macho...

Ah, y deja la crucecita. No me seas ridículo encima. Nosotros existimos antes que el cristianismo.


Mun, the Good Company Doll

Fotografía: Vampire tea, de Gealach

7 recogieron sus pétalos:

TORO SALVAJE dijo...

Jajajjajjajajaja, joder con el vampiro!!!!

"me llevo al tío y limpias tú..."

Jo, que bueno..

Muy bien, muy bien y muy bien.

Besos.

Loth dijo...

Muy divertido, preciosa, pero para no desvelar la sorpresa final, yo quitaba la foto, que en cuanto la he visto he leído tu mente :P

Ailën dijo...

Yo también estoy a favor de la retirada de la foto. Pero lo mío es por razones estomacales: acabo de comer.

Aún así... jajajaj Pobre chico, seguro que se le había quedado el estómago como a mí, más o menos. Pero con más... ¿asco? ¿miedo? ¿susto?


Besos!

tormenta dijo...

:) qué chulo.
cuánta soltura. mola como juegas al despiste.
me ha encantado preciosa
muchos muchos besitos

El bardo dijo...

Una gran visión de los vampiros en nuestros dias lejos de capas apolilladas y castillos sin calefacción. Me encanto.
Un saludo del Bardo.

PD: te pido permiso para enlazar tu blog :), gracias

La niña de los ojos tristes dijo...

Si es mejor quitar la foto o ponerla al final, pero aun asi me ha dejado pensando... yo tb le echaria de casa imaginate encontrar ese percal al llegar a casa

Darthz dijo...

Está muy bien recreado el estilo, en ese aspecto... tienes un diez. Luego, el final... Quizá no me impresionó del todo. Lo del vampiro lo esperaba, y lo del cadáver. Tal vez por eso, al no haber sorpresa, me pareció menos de lo que es... Pero también es que yo, con mi capacidad vampírica, soy capaz de anteponerme a lo que sucede, así que no hagas mucho caso. El texto está muy bien escrito y ambientado -dialógicamente- para su propósito.

Un saludillo, chica cumpleañera.

=)