domingo, abril 27, 2008

Carta de una extraña viajera


Os preguntaréis por qué escogí el metro para volver a casa. La respuesta es muy sencilla: en el mundo de los humanos estoy privada de mis poderes, y tampoco quería desplegar las alas para no llamar la atención. De todos modos, lo consideré una buena oportunidad para estudiaros. Sin embargo, tuve que ser más precavida y tener en cuenta que algunas costumbres de mi raza, como la magia, puede causaros malestar. Por esto os escribo esta carta, para disculparme con aquellos que compartieron aquel viaje conmigo.

Antes de nada, me gustaría deciros que me parecisteis muy curiosos. Cada uno parecía un planeta aparte de los demás, con los que comparte una galaxia, pero nada más. Cada uno orbitaba alrededor de su libro, su música, su móvil o su portátil, sin percatarse del compañero de asiento. Y ojo, no lo critico, para mí fue mejor; así pasaba desapercibida. Lástima de aquel niño que me miraba tan fijamente, con esos ojos tan grandes llenos de curiosidad y emoción. Creo que lo sospechaba. Y yo me regocijé al saber que todavía queda gente que cree en nosotras.

No dudo que para vosotros sea un medio de transporte cómodo y útil, pero espero que comprendáis que para mí no. Por eso tuve que hacerlo. Y aproveché vuestro ensimismamiento para realizar mi hechizo con total libertad. Temía que aquel chiquillo os alertara al ver cómo yo hacía círculos con los tobillos. Sin embargo, permaneció muy quieto, observándome mientras se pellizcaba las mejillas y su madre le ordenaba, fastidiada, que se estuviera quieto.

Perdón por aquel giro tan brusco en mitad del túnel, pero nunca he sido buena conductora. Si alguien se hizo daño, le compensaré curándole, pero comprended que tenía que volver a casa. De todos modos, me alivia saber que nadie salió demasiado herido.

Todavía recuerdo vuestros gritos de asombro cuando cómo el monótono paisaje de los túneles cambiaba a aquellos árboles de hojas multicolores. Una anciana se desmayó al percatarse de que los raíles se habían convertido en agua. El niño era el único que no parecía angustiarse por el trayecto. Le recuerdo corriendo de un lado al otro del vagón, fotografiando con los ojos cada hoja, cada flor, cada riachuelo. Creo que lo más hermoso que he visto en vuestro mundo fueron esos grandes ojos curiosos.

Y extrañamente bello fue ver aquellos ojos estallar en lágrimas cuando bajé del vagón, justo antes de que vuestro metro volviera a pasar por ese túnel negro que os hace de transición entre parada y parada. Sólo espero que esta carta también le llegue a aquel chiquillo y me recuerde. Si alguien de vosotros le conoce, entregádsela, por favor.

Gracias por todo,
Soluna


Mun, the Lost Doll

Este relato participó en la 2ª Edición del Concurso de Relatos Cortos de TMB. No se llevó un sólo premio (había relatos de muy buena calidad), pero tal vez otro año será. La fotografía con lo que lo acompaño se llama Fairy on the Railroad Tracks, de Itsalladream321

8 recogieron sus pétalos:

TOROSALVAJE dijo...

Bueno, pues yo te doy el premio TS, o sea Toro Salvaje, confieso que tengo debilidad por ti, pero es que además el relato se lo merece.

Gracias por escribir.

Un beso.

Camille Stein dijo...

precioso tu ángel visitador

y ese niño fotografiando detalles

el niño que intuía al ángel

los ojos de los niños ven esas certezas invisibles...

un beso

Klover dijo...

Uy...es que...a mi los ángeles, hadas y cosas así como que no me van mucho...pero bueno, ha estado bien...quizá rayando un poco en (joder no sé como decirlo) la medio...¿cursileria? con lo del niño (perdona de verdad...pero es que si alguien me mete un ángel y un niño inocente que se emociona no me dice nada...y bueno ya sabes que...no me van esas cosas...) y abusando un poquito del verbo "parecer". Lo he visto poco original para un concurso (joder parece que me estoy "vengando" por tu último comentario pero para nada jajajaja me gusta que me digan la verdad y más si la he sospechado antes ^^) pero quizá me equivoque...total "lo original no vende" Lo estoy arreglando...es original...pero da la sensación de haberlo leído en otra parte ya...

Y bueno me voy a callar ya jejeje

(Ángeles no! ángeles no! jajaja -voy a hacerme una pancarta ^^-)

Un besote guapa

Tormenta dijo...

PRECIOSO ^^
destaco la narración que me resulta impecable, y la voz de ángel: una delicia.
No sé el nivel, en esto de los concursos ... y sobre todo, de los gustos literarios, nunca se sabe, pero a mi me ha encantado.

Un beso enorme, pequeña mía. sigo con los comentarios ^^
pd. mmmm acabo de ver tu coment. bueno, la historia es eso, una parida que se me ocurrió el sabado despues de hablar con carlitos. pero vamos, que no tiene nada íntimo, ya me gustaría a mi montarmelo con un vampiro por más inmaduro que fuera ^^
en fins... :)

Ailën dijo...

Sólo con la sensibilidad de el relato me entran ganas de volver a escribir.


Precioso.

Besos

______________ dijo...

A mi ya sabes que me encantó. Yo al contrario que Klover, es salir un hada, duende o ser mágico similar y yo me quedo embobado :)

Además has reflejado muy bien el contraste entre esa gente que orbita alrededor de su libro, portatil o movil, y el mundo hojas multicolores.

Un abrazo duende!

Pedro.

fátima fernandez mendez dijo...

Hola. Gracias por pasarte por mi blog. He copiado tu comentario en el nuevo blog, porque hay una chica que está buscando a los que participamos en la antología de Hipálage y así podrás ponerte en contacto con ella.
Un saludo

Farándula dijo...

Hola, yo soy la chica de la que hablaban en el anterior comentario. Estoy recopilando una lista de enlaces a los seleccionados en este post. ¿Podrías decirme en que post o url puedo encontrar tu poema?

Gracias y un saludo